Ir al contenido principal

Lo que debes saber sobre el niño Ostomizado




No hay estadísticas oficiales de cuantos niños están conectados a una bolsa para recoger su orina o sus heces, se suponen un pequeño porcentaje en comparación con los ostomizados adultos, pero tienen unas necesidades específicas de cuidados que condicionan toda su vida, desde el período neonatal a la adolescencia, pasando por la etapa escolar, además de una gran demanda de atención especializada. 

Los motivos de una ostomía en niños son las siguientes:

1. Defectos de nacimiento como:
  • Ano Imperforado
  • Extrofia Vesical/Cloacal
  • Espina Bífida
2. Algunas enfermedades como:

  • Enfermedad de Hirschsprung
  • Enfermedad de Crohn
  • Colitis Ulcerosa
  • Cáncer
  • Poliposis Familiar
  • Trastornos de Motilidad

En cuanto a los cuidados de la vida diaria

Recordemos que el estoma no tiene terminaciones nerviosas, por lo que cuando tocas el estoma el niño no tiene porque sentir molestias. Después de la cirugía la zona del estoma está sensible pero poco a poco esto irá desapareciendo.

- En los primeros meses después de la cirugía el estoma puede cambiar de tamaño. A medida que el niño crece, el tamaño del estoma crece lentamente, por lo tanto puede que tengas que variar el tamaño de la abertura del disco.

- Por lo general, la bolsa se vacía cuando está llena dos tercios de la misma; esto evita que pese y se despegue de la piel, lo que podría provocar una fuga. También si está llena de aire se debe vaciarlo.

- En los bebés puede ser más fácil vaciar la bolsa si la colocas orientándola hacia el lado exterior, en cambio, con los niños que ya caminan la bolsa se coloca siempre vertical.

- Cada vez que se observe una fuga de heces u orina por debajo del disco o lámina adhesiva, se debe cambiarla al momento para evitar irritaciones. Lo más importante es mantener la piel intacta, los niños tienen una piel muy delicada y se lesiona con facilidad. La piel periestomal debe protegerse del contacto con el líquido que sale de la ostomía.

- Una causa común de irritación es el contacto de las heces o la orina con la piel al filtrarse por debajo del disco adhesivo o la lámina. Pero algunas veces la irritación se debe a que la abertura del disco adhesivo o la lámina es muy grande por lo que habrá que ajustarla al tamaño del estoma. También puede que necesite algún producto adicional como pasta o anillos para asegurar un buen sellado entre el estoma y el adhesivo.

- Si la irritación de la piel del niño persiste, consulta con la enfermera, estomaterapeuta. Cabe mencionar que el estoma debe ser de color rojo brillante.


- Es mejor bañar al niño con el dispositivo puesto y realizar el cambio después, aunque si se ducha o hace un baño rápido puedes quitarle el dispositivo, esto es opcional.

El baño no afectará al estoma. Si se decide bañarlo con bolsa, se cambiará esta después del baño. Antes de colocar el dispositivo asegúrarse de que la piel de alrededor del estoma esté completamente seca.


- Cuando el niño tiene fiebre, diarrea o vómitos corre el riesgo de deshidratarse. Pongase en conctacto con el especialista si el niño presenta diarrea o signos de deshidratación, como por ejemplo:

- Si ha disminuido el caudal de orina, está menos activo o somnoliento y si tiene la boca seca.

La dieta depende de la condición médica del niño. Al principio debes darle porciones pequeñas y frecuentes. Ir probando nuevos alimentos de uno en uno; es importante que coma una dieta equilibrada, que mastique muy bien los alimentos y que beba muchos líquidos (según lo indicado por el doctor) para evitar la deshidratación.

- Un niño con una ostomía puede desarrollar una obstrucción alimenticia (en especial si el niño tiene una ileostomía). Los alimentos de difícil digestión pueden acumularse y bloquear el flujo de las heces.

- Entre los alimentos que pueden causar obstrucción se encuentran: las palomitas de maíz, el apio, las frutas deshidratadas, las semillas y frutos secos, los guisantes y las ensaladas verdes.

A medida que el niño se vaya haciendo mayor, podrá participar de una manera cada vez más activa en su propio cuidado, hasta que llegue a ser totalmente independiente.

Cuando acudir a un especialista :
 

  • Irritación cutánea.
  • Fugas constantes.
  • Sangrado excesivo del estoma.
  • Con colostomías e ileostomías si hay sangre en las heces
  • Cambios raros en el estoma.
  • Síntomas de deshidratación.
  • En urostomías si observas que la orina es turbia, oscura y con un fuerte olor.
  • Si niño tiene fiebre o nauseas.
  • Sangre en la orina.

Gentilmente nos han hecho llegar la Guia de Atención Integral al Niño Ostomizado
se la compartimos 













Comentarios

Publicar un comentario

LOS MAS VISTOS

Ella es Jenny Carlson

  Ella es  Jenny Carlson que representa a la selección  Suecia en Balonmano en las olimpiadas de Tokio. La atleta de 26 años fue diagnosticada con colitis ulcerosa a los 18 años y en octubre de 2018 se sometió a cirugía de emergencia para formar una ileostomía. Si alguien hubiera dicho hace dos años y medio, cuando me sometieron a una cirugía de emergencia y me hicieron un estoma, que jugaría los Juegos Olímpicos en Tokio, nunca le hubiera creído a esa persona.  Ella comparte su condición a través de su cuenta de Instagram "athletewithstoma"       con el objetivo de eliminar el estigma de los estomas e incentivar a las personas ostomizadas.  Ella dijo:  "te acostumbras a estar enfermo... te acostumbras a sentirte mal".   Así que hoy tengo una cantidad increíble de cosas por hacer que estoy agradecida, gracias a mi estoma  Los juegos olímpicos de Tokio han terminado el equipo de balonmano de Suecia llego a seminifinales, excelente!!! Por medio de sus redes sociales